Advierte sobre reaparición de huevos “Nutrirolón” en el mercado local


Durante lo que va corrido de 2018, el Servicio Agrícola y Ganadero ha incautado más de 25 mil unidades de huevos de gallina de origen clandestino.

La reaparición en el comercio local de huevos de gallina timbrados con el rótulo “Nutrirolón”, levantó nuevamente las alertas del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en la región de Tarapacá, entidad que llamó a la ciudadanía a abstenerse de adquirir dicho producto procedente de una avícola boliviana y que estaría ingresando de manera clandestina al país.

La internación de huevos para consumo desde otro país debe cumplir con diversos requisitos, entre ellos, estar oficialmente libres de las enfermedades animales, como la influenza aviar y Newcastle ante la Oficina Internacional de Epizootias, además de ser reconocida esta condición por Chile, cuestión que no cumple el producto boliviano.

Así lo confirmó el Director Regional del SAG Tarapacá, César Cardozo, quien explicó que desde enero a la fecha ya han sido decomisadas por el SAG más de 25 mil unidades de huevos de gallina de origen clandestino, los que constituye una amenaza para el patrimonio zoosanitario de Chile.

“Hacemos una llamado a la comunidad y a los comerciantes de almacenes, ferias libres y ferias establecidas que comercializan huevos, a exigir a sus proveedores los documentos que certifiquen la procedencia del producto, a fin de evitar decomisos y sanciones posteriores. Como SAG continuaremos nuestras labores de fiscalización y en caso de encontrar productos que no acrediten su legítima procedencia, se incautará la mercancía e iniciarán las acciones legales en coordinación con Aduanas por el delito de contrabando”, acotó.

De igual forma, Fernando Chiffelle, seremi de Agricultura de Tarapacá manifestó su preocupación por la venta ilegal de huevos de gallina que representan un alto riesgo para el patrimonio zoosanitario de Chile, y particularmente, para las avícolas presentes en la región.

“Aquí no sólo se pone en riesgo la sanidad avícola del país y se hace un daño enorme a nuestros pequeños productores, sino que además se engaña a los consumidores, quienes piensan que están comprando un producto de origen chileno o bien internado legalmente al país. Es por ello que me sumo al llamado del SAG a la ciudadanía de no comprar huevos de gallina rotulados con timbres Nutrirolón o Vitaminazado, ya que esos productos son ilegales y desconocemos su cadena de comercialización y transporte, por tanto, no podemos dar garantías de la inocuidad alimentaria”, sentenció.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*