44% de los jóvenes de Tarapacá afirma haberse sentido discriminado


El Instituto Nacional de la Juventud, del Ministerio de Desarrollo Social, entregó los resultados regionales de la Octava Encuesta Nacional de Juventud, estudio que tiene como objetivo desarrollar un diagnóstico de la población joven en diversas temáticas como educación, trabajo, participación política, salud sexual y reproductiva, consumo de drogas, entre otras.

La encuesta contó con la participación de 400 jóvenes de la región de Tarapacá y dentro de sus principales resultados destacó que el 53% de la población joven de la región es hombre y un 47% mujer.

Además, el 16% de los jóvenes encuestados declaró pertenecer a un pueblo originario, siendo un porcentaje significativamente mayor que el obtenido a nivel nacional (10%).

Sobre la Octava Encuesta Nacional de Juventud, el Director Regional del INJUV, Carlos Barretto Sepúlveda, dijo que “este instrumento es el primero que históricamente entrega resultados sobre las juventudes de la región y eso es un logro de nuestro Gobierno”.

Por otro lado, recalcó que “esperamos que en un futuro estos resultados puedan ser considerados en planes de inversión y de aplicación de políticas públicas focalizadas de acuerdo a lo que los jóvenes están manifestando respecto de sus vidas, como lo es la cifra de sentirse discriminado, el bajo nivel socioeconómico y el hecho de que un cuarto de nuestra juventud en la región (mujeres y hombres) son padres y tiene un bajo nivel de matrícula”.

Principales resultados de la Encuesta

Respecto a la temática de Educación, Trabajo y Familia, la encuesta revela que un 40% de la población joven de la región indica estar matriculada en alguna institución de enseñanza básica, media o superior, cifra menor a la obtenida a nivel nacional (49%) y también menor que el 54% registrado el 2012.

En esta línea, un 45% de las personas jóvenes de Tarapacá declaró encontrarse trabajando, un 40% afirmó no estarlo y un 13% señaló estar buscando un empleo.

Relacionado con lo anterior, la principal fuente de ingreso de la población joven es el trabajo (46%), seguido por los aportes o ayuda de los padres (39%). Estas cifras se diferencian de las de nivel país, donde a la inversa 49% de los ingresos proviene de la ayuda de los padres y el 39% del trabajo regular.

En cuanto a Salud Sexual y Reproductiva, se muestra que uno de cuatro jóvenes declara haber sido padre o madre en la adolescencia, a diferencia nivel país que es uno de siete.

Un 70% de los jóvenes de la región se ha iniciado sexualmente, teniendo como edad promedio los 16,34 años.

Respecto a los métodos de prevención, el 70% de los encuestados, iniciado sexualmente, declara haber usado algún método anticonceptivo, cifra menor a la registrada en la región el año 2012 (91%).

En relación con el conocimiento de las conductas riesgosas y no riesgosas de transmisión de VIH, los resultados muestran que el porcentaje de conocimiento de las juventudes de la región disminuyó significativamente en relación con el 2012, tanto de las conductas riesgosas como no riesgosas.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*