Innovación gastronómica marcó el Mercado Campesino


El ingenio y pujanza de las mujeres destacó de sobremanera en la última versión del Mercado Campesino que apoya el Instituto de Desarrollo Agropecuario, (INDAP) Tarapacá, donde productos naturales como la quínoa con huesillos y verduras deshidratadas captaron la atención de muchos asistentes, quienes llegaron hasta la Glorieta de la Plaza Prat para conocer la oferta de los agricultores, ganaderos y artesanos del Tamarugal.

En esta oportunidad, la muestra contó con la participación de usuarios de las comunas de Pica, Huara, Pozo Almonte, Colchane y Camiña, quienes mostraron una selecta oferta de la Agricultura Familiar Campesina. De esta forma, la feria estuvo marcada por la presencia de quínoa, alimentos procesados como mieles, mermeladas, espumantes, artesanía textil aymara, hierbas medicinales, frutas, hortalizas y otros productos de la pequeña agricultura.

Deshidratado natural

Erika Ramos Cayasaya, reside hace más de una década en la localidad de Parca, al interior de la comuna de Pozo Almonte. Recuerda que hace dos años comenzó a deshidratar verduras, porque “cuando cocinaba, siempre añadía el trocito de alguna verdura a mis preparaciones, pero el resto se descomponía muy rápido”. En su primer intento, cortó un pimiento en juliana (tiras finas y alargadas) y lo dejó secando sobre un plato. “Fue la peor idea porque en vez de secarse, se puso más blando con el paso de los días. No funcionó. Así me di cuenta que el lugar donde dejarlos secando es muy importante y en el segundo intento, los dejé al interior de una caja de cartón y funcionó enseguida, porque absorbió de mejor forma la humedad del morrón”, reflexiona.

En Parca, Erika habita una casa construida principalmente con rocas, lo que asegura ha sido clave en el proceso de deshidratación. “Yo no dejo las cosas en el techo, porque se levanta mucho polvo. Prefiero dejarlas dentro de mi casa, donde las rocas que está todo el día absorbiendo el calor, ayudan a preservar el sabor, y además no pierden su color original”, enfatiza esta innovadora usuaria que recibe apoyo de INDAP a través del Programa de Desarrollo Territorial Indígena.  “Yo estoy muy agradecida, porque el quipo PDTI me fue a visitar y ahí vieron lo que estaba haciendo y me invitaron de inmediato a participar en este Mercado. Me gustó harto la experiencia. Esta es la primera vez que vendo mi producto, porque antes solo lo producía para autoconsumo y ahora ya quiero mejorar la presentación”, adelanta entusiasta.

Otra destacada participante de esta vitrina rural fue María Vilca Condori, de La Tirana, quien participó vendiendo quínoa con huesillos. Su propuesta también causó interés entre el público y el primer día incluso agotó la oferta. “no pensé que fuera a haber tanto interés”, precisa.

Oportunidad

Para el seremi de Agricultura, Fernando Chiffelle Ruff, esta iniciativa apunta a “llevar a la ciudad lo que se produce en las comunas del interior, ya que muchos iquiqueños ni siquiera sospechan que su alimentación es producto del trabajo de nuestra gente”. Dijo al tiempo que añadió que “esta feria es para dar a conocer los productos y el esfuerzo que hay detrás. La idea es proyectarnos en la ciudad y llegar de lo rural a lo urbano”.

Asimismo, Iván Cerda Fuentelzar, director regional (s) de INDAP Tarapacá destacó que el Mercado Campesino se realice en la Plaza Prat, la participación de los usuarios y el entusiasmo puesto en cada una de las dos jornadas, que poco a poco se convierte en la vitrina con lo mejor del Tamarugal y con ello se evite la comercialización a través de intermediarios, lo que facilita el contacto directo entre el productor y el consumidor.

De igual forma resaltaron la promoción que se realizó para la reutilización de bolsas y dejar así de lado el plástico, contribuyendo con actividades que sean sustentables medioambientalmente, lo que esperan mantener en futuras versiones de esta feria.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*