Comunidad de Cancosa denuncia a Cerro Colorado por daño ambiental a territorio indígena


El lunes 28 de mayo, en el centro de Iquique, la Comunidad Indígena Aymara Cancosa se manifestó con un fuerte contingente de comuneras y comuneros para presentar diversas denuncias, a través de su asesora jurídica Defensoría Ambiental, a la Oficina Regional de la Superintendencia de Medio Ambiente Tarapacá y la Oficina Técnica Regional del Consejo de Monumentos Nacionales Tarapacá, por los impactos ambientales que la Compañía Minera Cerro Colorado produce, día a día, en su territorio, devastando su patrimonio ambiental y cultural con el ejercicio de su actividad extractiva minera.

Vistiendo sus atuendos tradicionales aymaras, la comunidad levantó pancartas en señal de protesta, mientras que con los lienzos y gritos que hicieron resonar por las calles dieron a conocer su profunda indignación por los abusos sufridos a manos de la compañía minera transnacional que opera en su territorio y la fuerte determinación de la comunidad por defenderse y exigir justicia y reparación: “Cerro! Escucha! Secaste Lagunilla!”, “Cancosa! Presente! Defiende el medio ambiente!”, “Basta ya! Por nuestro patrimonio!”, “Por la vida de Cancosa!”, “Lagunilla afectada por Cerro Colorado”, “Protejamos nuestras tierras”, “Cancosa! Unida! Defiende Lagunilla!”.

Al respecto, Freddy Moscoso, presidente de la directiva de la Comunidad de Cancosa, puntualizó que “lo que estamos representando aquí es por el daño ambiental causado a nuestro territorio. BHP Billiton es responsable del daño causado desde 1994, pasando por los bodefales, sin autorización de la comunidad, afectando la alimentación para nuestros animales. Además de todo lo que implica la extracción del agua. Había un protocolo que debían respetar, y no lo han hecho”.

Ante la Superintendencia de Medio Ambiente, los representantes de la comunidad junto a la abogada de Defensoría Ambiental, Alejandra Donoso, presentaron denuncias por daño inminente grave al medio ambiente por la generación de efectos no previstos en la evaluación del proyecto Continuidad Operacional por Cerro Colorado durante su ejecución; y por daño grave e inminente para el medio ambiente a consecuencia del incumplimiento grave de las normas, medidas y condiciones previstas en la Resolución de Calificación Ambiental 69/2015 durante la operación del proyecto Continuidad Operacional de Cerro Colorado.

Además, impugnaron a BHP Billiton, la minería australiana que es el principal inversionista en Cerro Colorado, por abusar de las aguas y el patrimonio cultural de una comunidad indígena aymara en el altiplano andino desde sus oficinas centrales en Melbourne: “Secaste mi pueblo, secaste Lagunilla!”.

Posteriormente, también se realizó una presentación ante el Consejo de Monumentos Nacionales por la afectación a monumento arqueológico, debido a la existencia de hallazgos superficiales de patrimonio arqueológico y por delito de daño al patrimonio arqueológico y camino tropero.

Cancosa ha mantenido una actitud constructiva de búsqueda de soluciones y compatibilidad de la actividad económica de Cerro Colorado y el respeto por los derechos fundamentales de la comunidad. Sin embargo, Cerro Colorado no ha actuado con la misma actitud y su comportamiento obliga a la Comunidad Indígena Aymara Cancosa a ejercer las acciones que el ordenamiento jurídico provee para el resguardo de sus derechos y la protección de su territorio.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*