Preocupante aumento en la extracción ilegal de algas en Tarapacá

Share and Enjoy !

0Shares
0

El Director Regional de Sernapesca Tarapacá, Marcelo Moreno, entregó un balance sobre los resultados de fiscalización desarrollados en la zona durante este verano, e indicó que los datos muestran un preocupante aumento en el volumen de extracción ilegal de algas pardas, así como en la cantidad incautada por el organismo fiscalizador.

Moreno explicó que desde el 1° de enero a la fecha, se han incautado en la región 5 mil 300 kilos de algas extraídas ilegalmente, más del doble de lo que se incautó durante todo el año 2020, correspondiente a 2 mil 484 kilos. “Hemos tenido muchas más incautaciones de alga seca en la playa. Tenemos un incremento en el número de agentes barreteando, que no está inscrita como alguero recolector en el Registro Pesquero Artesanal”.

La autoridad también explicó que es muy difícil dar con estas personas, porque al advertir la presencia de los fiscalizadores, se dan a la fuga o se desentienden del alga acopiada en la playa, por lo que no se les puede imputar la infracción. “Desde enero a la fecha estamos saliendo dos veces por semana, hacia distintos puntos de extracción que se definen en base a un análisis de riesgo, además de las denuncias que ingresan, pero es muy difícil dar con los responsables”.

Moreno indicó que gran parte de estos hallazgos se produce en la zona sur de la región “donde además tenemos la presencia de un número importante de migrantes irregulares que se dedican a esta actividad y que está dañando severamente la sustentabilidad de este recurso, que es sustento de muchas familias que están debidamente inscritas y que hacen una explotación responsable”.

MAYOR CONTROL A PLANTAS PROCESADORAS

Asimismo, en su balance el Director Regional de Sernapesca destacó el buen trabajo conjunto que se desarrolla de manera permanente con la Autoridad Marítima, que habitualmente los acompaña en los operativos en playa. Por otra parte, Moreno relevó los buenos resultados de un programa de trabajo implementado el año pasado y que incrementó el control a las plantas procesadoras de algas.

“Estamos con un programa de vigilancia muy estrecha de las plantas picadoras y que procesan algas, con controles de bodegas y de stock. Actualmente, tenemos cerca de diez plantas trabajando en la zona, e iniciaremos un proceso de actualización de este registro y procederemos a caducar los permisos plantas que no hayan declarado operación en los últimos cuatro años”, concluyó la autoridad.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*