Agricultores recuperan suelos degradados por más de $582 millones durante el 2017 en Tarapacá

Cerca de un centenar de agricultores llegó hasta el Centro de Artes Escénicas de Pozo Almonte para participar en la ceremonia de entrega de certificados del Sistema de Incentivo para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios (SIRSD-S), correspondiente a la temporada 2017, iniciativa que impulsa el Ministerio de Agricultura a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP).

El programa conocido como recuperación de suelos, es un instrumento de fomento del Ministerio de Agricultura, cuyo objetivo es recuperar el potencial productivo de los suelos agropecuarios degradados y mantener los niveles de mejoramiento alcanzados. Tiene una duración determinada de años, pues la Ley 20.412 definió su funcionamiento desde 2010 al 2022.

Consiste en una bonificación estatal de los costos de un total de 23 prácticas, como incorporación de químicos esenciales o rotación de cultivos. Algunas de las labores más solicitadas son la siembra de praderas, recuperación y mantención de bofedales, incorporación de fertilizantes (guano no avícola), construcción de cercos y muretes.

Para el director nacional del SAG, Ángel Sartori Arellano, el programa de recuperación de suelos “está consolidado. Nosotros como servicio duplicamos los recursos para esta temporada y en Tarapacá llegamos a los $170 millones para beneficiar a hombres y mujeres, lo que me parece tremendamente importante. Lo que dijimos que íbamos a hacer, fue cumplido”, argumentó.

A nivel regional, fueron 449 los planes de manejo que recibieron cofinanciamiento durante este año, por un monto de $582.895.358 millones, de los cuales $172.617.297 fueron destinados al SAG y $410.278.061 a INDAP.

La recuperación de 592.05 hectáreas a cargo de estas dos entidades gubernamentales, permite a quienes se dedican a la agricultura mejorar los niveles del suelo, la producción agrícola y su calidad de vida. Así lo manifestó Gladyz Challapa Cussi, usuaria/o de la localidad de Bajo Soga, en la comuna de Huara, quien dijo que “esta ayuda llega en buena hora, porque cuando sembrábamos, las plantas que salían era muy chiquitas y no crecían mucho. Ahora crecerán más fuertes”.

El director regional (s) de INDAP Tarapacá, Raúl Quinteros Opazo, precisó que “la envergadura del financiamiento que manejamos a nivel regional, fue gestionado a través de 3 llamados a concursos en el 2017, alcanzando a beneficiar 330 hectáreas con prácticas de suelo y alcanzamos una cobertura de 367 agricultores, con una importante participación de mujeres, que alcanza las 150 beneficiarias (y 217 hombres), como gestoras productivas de sus explotaciones agropecuarias”. Asimismo, Quinteros Opazo encabezó un taller de compostaje para los asistentes, muchos de los cuales no están familiarizados con esta práctica, que también forma parte de las labores que cofinancian INDAP y SAG.

El intendente (s) Francisco Pinto Madariaga, aseveró los agricultores tienen la labor de reflorecer la tierra y es a ellos a quienes el gobierno apoya con recursos. “A los que están preocupados por el tema”. Agregó que “este gobierno cree en ustedes”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*